La Germinación y cómo las semillas se convierten en plántulas. Fase 1.

Para que una semilla de marihuana se convierta en una planta fuerte y sana de cannabis es fundamental que su desarrollo sea el adecuado. La germinación es fundamental para que la semilla se convierta en plántula  y crezca fuerte y saludable. Debes proporcionar a las plantas los mimos y cuidados que necesita y aquí te vamos a explicar paso a paso cómo lograr que tus plantas germinen de lujo.

Técnicas para la germinación.

Una vez que humedezcas el papel un poco, coloca las semillas entre dos platos manteniéndolas en un lugar templado, oscuro y entre 20 y 25 ºC.

La Germinación

No hay más misterio, así que no te líes con técnicas y movidas, este es el método más efectivo.

Durante la germinación debes vigilar su evolución y comprobar que las semillas no se secan mojando un poco el papel si es necesario con un pulverizador.

Las semillas brotarán más o menos en cuatro días aproximadamente, dependiendo de las semillas pueden tardar hasta una semana en germinar, no te asustes. El proceso comienza con la rotura de la semilla por el aumento de tamaño del embrión, que se quiebra para separar los dos lóbulos que forman su cubierta.

Resultado de imagen de germinar semillas marihuanaDeja así vía libre a un débil tallo primigenio que una vez puesta en el sustrato, se sumerge en la tierra 1 cm para constituir una diminuta raíz que se va fortaleciendo poco a poco, hasta que tiene el vigor suficiente para alzar los restos de la semilla sobre la superficie de la tierra. Poco a poco irá creciendo el tallo mostrando sus dos hojas primeras que son un indicativo de cómo se está desarrollando la planta.

Crecerá el tallo y posteriormente en perpendicular verás aparecer sus dos primeras hojas verdaderas, desde ahí podemos dar por germinada nuestra semilla de cannabis.

Si se espiga usa Medussa-Protect, no hagas el cutre con un palo y un alambre. 😉

Soporte Medussa-Protect para plantas pequeñas

 

CatalanEnglishSpanish
A %d blogueros les gusta esto: