Cómo diferenciar el Mildiu del Oidio en un cultivo de marihuana.

Un día te levantas, abres tu armario o sales al balcón y te das cuenta de que existen unas manchas fúngicas en las hojas que se están cargando tu cultivo. Estamos hablando del mildiu, un hongo que va más allá de la superficie y penetra en todos los tejidos de la marihuana e incluso puede perjudicar a sus frutos, tus cogollos pueden estar en peligro a si que ándate con ojo.

Resultado de imagen de mildiu cannabisEl mildiu es un hongo que no solo afecta al cannabis. Llegó a Europa en torno a 1878, con unas especies de vid importadas de América que eran resistentes a la filoxera pero en su interior tenían el puto mildiu de la vid. Es una enfermedad más propia de los cultivos de primavera, pero si el cultivo se extiende hasta el otoño también puede instalarse en las plantas: las manchas serán entonces entre amarillas y marrones, acompañadas de una pelusa blanca si la humedad es alta.

Resultado de imagen de mildiu cannabisLos síntomas aparecerán en el exterior de las hojas y tallos y son parecidos entre las diferentes plantas: manchas blancas o amarillas traslúcidas, hay que actura rápido para salvar las plantas que puedas y que no se hayan visto afectadas. Si hay humedad alta, habrá además un polvo en el envés de las hojas que se confunde con oídio; sin embargo, al retirarlo se verán también manchas, ya que este otro hongo no penetra hasta los tejidos y es más temprano de detectar.

A los tallos también los afecta, se vuelven de color marrón y se marchitan. Con el tiempo, pueden llegar a morir y por tanto a poner en serio peligro al resto del cultivo. Una vez detectado el problema, hay que cortar las partes enfermas y retirarlas del resto.

Clima

El clima juega un papel muy importante a la hora de combatir el mildiu. Como hemos dicho antes, puede estar dormido a la espera de actuar una vez suban las temperaturas (entre 10 y 25 ºC) y la humedad se incremente. Si hay mucha lluvia, niebla o rocío seguidos de días calurosos, las esporas se difunden con mayor facilidad. También en caso de que cultivemos en exterior, deberíamos optar por un lugar donde dé el sol: los espacios demasiado umbríos son caldo de mildiu.

Humedad

La humedad es uno de los factores que más afecta al mildiu. Lo ideal es regar el cultivo solo lo necesario y evitar que las plantas estén muy mojadas. Por todo esto habrá que tener mucho cuidado con los sistemas de riego por aspersión e intentar no regar de noche (si usamos luces, deberemos hacerlo antes de que se apaguen para facilitar la evaporación). Si no es nuestro caso, tendremos que reducir la cantidad de agua o parar de regar durante un tiempo. Igualmente, no es bueno pasarse con abonos y nutrientes.

Trucos

Existen una serie de trucos para evitar la aparición de mildiu. El primero de ellos se debe tener en cuenta justo a la hora de planificar la plantación: si vamos a tener varias macetas, es mejor que haya mucho espacio entre ellas, que no estén apretadas. Además, conforme vayan creciendo, hay que podarlas para no contar con excesiva masa vegetal. Por ejemplo, podemos desechar las hojas inferiores.

Ya que este hongo suele encontrarse ‘en letargo’ en restos vegetales, listo para actuar, es imprescindible limpiar el ambiente antes de comenzar una nueva plantación. Así evitaremos que se difunda. La recomendación es aún más fuerte si vamos a plantar en invernadero o si tenemos un espacio con mala ventilación. Por ello, es importante evitar aguas estancadas y airear la zona de cultivo. Esto lo podemos conseguir podando las plantas como ya hemos mencionado para que fluya el aire por su superficie o sirviéndonos de un ventilador oscilante, que deberemos apagar si ya ha aparecido la plaga con el fin de evitar que se extienda.

Comparte!!!
CatalanEnglishSpanish